Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Directrices de virtualización compilados como parte del kernel

La principal diferencia entre los KVM VPS y prácticamente el conjunto de los demás modelos de virtualización de hardware consiste en la propia tecnología de virtualización. Con KVM, no es necesario ejecutar cualquier aplicación de virtualización adicional en la máquina anfitriona – las instrucciones informáticas necesarias, a su vez, se elaboran dentro del SO del servidor anfitrión. Esto reduce significativamente los recursos que el servidor tiene que dejar de lado cuando se trata de correr módulos extra mientras que de hecho opera de tal modo que los mismos recursos estén disponibles a las máquinas huésped. Sin un tal nivel de comunicación también reduce el tiempo de espera de entrada/salida, acelerando inmensamente el desempeño del Servidor Privado Virtual.
Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Un empleo de los recursos considerablemente mejor

Asignaciones de servidor a su disposición ilimitada

Gracias a la omisión de la sobrecarga que equivale a la existencia de un nivel de virtualización extra a través del cual se encamina todo el tráfico de datos hacia la unidad de servidor principal, los Servidores Privados Virtuales KVM pueden gozar de un aprovechamiento de los recursos del hardware mucho más sofisticado. Los pasos de la virtualización KVM se incorporan dentro del tienen una integración directa en el núcleo del sistema operacional del host físico, lo que quiere decir que todos los Servidores Privados Virtuales se conectan con el hardware del servidor directamente. La menor redundancia en la comunicación lleva a más alto nivel de prestaciones reales si se compara con otras soluciones de virtualización.
Un empleo de los recursos considerablemente mejor

Un control absoluto en lo que se refiere al sistema operacional

La libertad ilimitada de cargar el sistema operacional de su preferencia

Una limitación de los VPS, en comparación con los servidores reservados, resulta ser el sistema operativo en sí – en la mayoría de los casos usted no puede instalar un SO si este no entra en las alternativas de sistemas operativos ofrecidos por el proveedor. Teniendo a mano un VPS KVM, a cambio, usted puede – instalar prácticamente cada uno de los SOs que sea compatible con las especificaciones del servidor y los recursos de hardware del servidor principal. Un efecto oportuno como parte del algoritmo específico de la virtualización KVM. KVM es una parte integrante del SO del servidor, con lo que las máquinas huésped se comunican con el hardware de forma directa, eliminando completamente la necesidad de otro nivel de comunicación, presente en varias soluciones de virtualización alternativas.
Un control absoluto en lo que se refiere al sistema operacional
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL